EL AVELLINO RINACE, LA CARRERA SE REINICIA

Finalmente los tres puntos. Con algo de sufrimiento, el Avellino logró llevarse a casa su primera victoria en la liga, la tercera división italiana, superando por 2-1 al Messina dirigido por el ex Auteri. El histórico y glorioso club italiano, que vivió 10 años en la Serie A de Maradona, Zico y Platini, busca volver a los campeonatos que se merece.

El equipo de Roberto Taurino resurge de las cenizas, tras anotar solo 1 punto en las 3 primeras jornadas de esto campeonato. El técnico alineó la cuarta formación diferente en cuatro partidos, pero sobre todo cambió su «credo» táctico del 3-4-3 al 4-3-3. Módulo táctico que ya se había dejado entrever en los últimos minutos de la previa del partido en Monopoli.

Desde el comienzo del partido, Avellino mostró una actitud muy diferente, mentalmente listo para querer ganar. Las dobles ocasiones-goles de Ceccarelli y Russo precedieron al gol de Dall’Oglio en el minuto 22, de falta directa. La parábola que inmovilizó al defensor extremo Daga es magistral. Cuando todo parecía ir cuesta abajo, Avellino se complicó la vida al sufrir un empate, en el primer (y único) intento real de sus oponentes.

Un Eurogol de Catania desde la frontal del área supera a Marcone. 1-1 y todo por rehacer. Se siente como la historia verde-verde habitual del comienzo de la temporada, y los fantasmas, incluidos los silbidos intermedios, se escuchan en voz alta.

La recuperación, sin embargo, muestra a un nuevo Avellino testarudo y ciertamente proactivo, también gracias a la inclusión de Matera en el lugar de un Franco quizás desorientado y fuera de rol.

Los lobos empezaron a moler kilómetros y apuntaron al mediocampo de Messina hasta que encontraron el gol en el minuto 65, Trotta construye e intenta un tiro cruzado dentro del área penal, Daga roza y el balón acaba en los pies de Russo, que encuentra en el centro del borde del área pequeña el toque ganador para la victoria por 2-1.

Al final Gambale reemplaza a Trotta y se vuelve precioso en posesión y no, ganando varias veces el balón y provocando también la expulsión de Filì. Al triple pitido el suspiro de alivio y la fiesta bajo la Curva: a partir de aquí vuelve a arrancar el Avellino.

Texto: Alberto Caccia (corresponsal en Italia)

Publicado por Marcos Magaz

Licenciado en Comunicación Social(Universidad Nacional de Misiones) especializado en deportes. DT nacional de fútbol (Asociación Técnicos del Fútbol Argentino). Autor del libro "Como en la cancha. La radiofonía y el fútbol en Posadas", compilador del libro "Profesión y pasión. Memorias de un periodista deportivo misionero" de Carlos García Coni, ambos producidos por la Editorial Universitaria de la Universidad Nacional de Misiones. Relator, comentarista y productor de transmisiones deportivas. Analista táctico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: